Noticias

ENTREVISTA: Eider Elizegi y la esencia de la escalada
Jue 05 Ene 2012

ENTREVISTA: Eider Elizegi y la esencia de la escalada

por Ana Fernández Soto

Eider Elizegi -Premio Desnivel de Literatura de Montaña 2010 con Mi montaña- reinterpreta la roca con su cámara y sus textos. Una mirada distinta, particular y sincera de la pasión que compartimos por la escalada. Hablamos con ella de su último libro: El hilo gris.

¿Qué es para ti la escalada?
La escalada es una actividad fascinante que me atrapa de manera irracional. Es una manera de estar en el mundo, de amar lo inerte, de aprender de mí misma, de mover mi cuerpo hasta alcanzar percepciones nuevas del hecho de existir y de relacionarme con lo otro. Una forma de respirar, de experimentar la solidez y el aire, el peso de mi cuerpo, el miedo, la alegría. Es, además, una de las maneras que más me gusta de estar con mis amigos. En fin, para responder a esta pregunta volvería a escribir "el hilo gris" entero :-)

¿Cómo definirías El hilo gris: libro de poesía o de fotografía?
Para mí, "el hilo gris" es sobre todo de un catálogo de pintura. La roca contiene en su superficie imágenes muy bellas de colores y texturas pintadas por el agua, los seres vivos, las luces y las sombras. Son esas imágenes las que recoge el libro. Por otra parte, los textos hablan de las sensaciones más pequeñas que uno puede experimentar mientras escala: la textura de la piedra, el miedo, la alegría, el cansancio, la superación de los pasos difíciles, los diálogos que el escalador puede entablar con la piedra mientras aciende por ella. Así que supongo que es las dos cosas: un libro de poesía, de pintura fotografiada, y también de escalada en roca.

¿Por qué la elección ese título?
La primera maqueta iba encabezada por otro título. Fue Víctor Escandell (ilustrador y diseñador de ALEHOP, quienes diseñaron y maquetaron el libro) quien me sugirió este otro título, y en seguida me pareció mucho más acertado que el que yo le había puesto. En determinado momento, en el libro aparece la foto de un pie de vía en el que figura el nombre de esta vía: el hilo gris. Dado que el libro es muy abstracto, y que se hila con la forma de una vía larga que se extiende en vertical, al son de una cuerda, me pareció un título sugerente que se adecuaba al tono del libro.

¿Qué has intentado transmitir con este libro?
La Belleza sencilla e inerte que late en las rocas. Creo que en el mundo de la escalada y de la Montaña, al igual que en otras parcelas de la vida, actualmente se le da mucha importancia a lo competitivo, lo extremo, lo difícil, lo nuevo, lo arriesgado. Todo esto tiene un mérito indudable, pero creo que muchas veces vamos tan rápido y tan acelerados que eso no nos permite saborear las cosas más pequeñas y lentas, que muchas veces son las más hermosas. A veces veo a escaladores muy fuertes pasar por una roca preciosa sin ni siquiera verla. Este libro expande el disfrute de una escalada más relajada que, en vez de en el grado y la dificultad, se centra en el propio hecho de escalar, de sentir el cuerpo y la roca.

Después de escribir una novela como Mi montaña ¿de dónde surgió la idea de este proyecto?
Antes de que Mi Montaña se publicara, ya barajaba esta idea en mi cabeza. El hilo gris es mi manera de escalar: pasar por la roca en vertical, saboreando sus detalles y dialogando con el aire y la pared. Rebeka, mi hermana, y Víctor Escandell me dieron el impuso que me hacía falta para creer lo suficiente en la idea. Rebeka diseñó una primera maqueta y, una vez que Desnivel aceptó la propuesta, fue quien eligió las fotos, y rediseñó y maquetó la versión final del libro.

¿Es más fácil transmitir ideas con las imágenes o con el texto?
Son dos canales diferentes que sirven para transmitir cosas diferentes. De todas formas, yo funciono de una manera muy visual y cuando escribo describo imágenes, aunque a veces son más abstractas que las que puedo plasmar a través de la fotografía.

La escalada es un deporte, una afición, una pasión...
La escalada es una manera de andar por el mundo. De respirar, de palpar, de jugar con la fuerza de la gravedad, de bailar, de soñar, de examinarse y aprender, de dialogar con lo inerte... de estar viva, a fin de cuentas.

¿Qué le dirías a un escalador sobre qué puede esperar de tu libro?
Encontrará sensaciones muy íntimas y orgánicas que reconocerá con la piel de sus manos. No encontrará fotos de escaladores acrobáticos, sino imágenes que al ver le harán percibir sin necesidad de moverse del sofá la textura de la piedra, el olor de una ramita de té de roca, el agarrotamiento de los antebrazos, el peso del cuerpo o el vientecillo del final de una vía.

¿Y a un no escalador? ¿qué le puede aportar?
La visión de imágenes muy sugerentes que le costará creer que están contenidas en una roca. La lectura de unos textos poéticos que le ayudarán a entender algunas de las razones por las cuales alguien puede practicar el escalada. La pasión por respirar y estar viva, a fin de cuentas.

Tu próximo proyecto... porque seguro que ya tienes algo en mente...
Sí, claro, en mente muchos, pero de ahí a que se publiquen... ¡queda un largo camino! ;-)

-No os perdáis la exposición sobre El hilo gris que tenemos en nuestra librería con 20 sorprendentes fotos que no forman parte del libro. Todas, las que forman parte del libro y las que no, están a la venta. Podéis disfrutar de la exposición hasta el día 31 de enero.-



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información